¿Un perro que tuvo moquillo puede volver a tenerlo?

Una de las preguntas que más he recibido en consulta es sobre distemper o moquillo canino. ¿Un perro que tuvo moquillo puede volver a tenerlo?

Empecemos recordando:

¿Qué es el moquillo canino y cómo afecta a los perros?

El moquillo canino, también conocido como distemper, es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta a los perros. Se transmite a través del contacto directo con fluidos corporales de perros infectados. El virus ataca principalmente al sistema respiratorio, digestivo y nervioso, lo que puede causar síntomas como secreción nasal, fiebre, tos, vómitos, diarrea, convulsiones y problemas neurológicos.

¿Puede un perro que ha tenido moquillo volver a padecerlo? ¿Hay riesgo de recaídas?

La buena noticia es que, en general, un perro que se ha recuperado por completo del moquillo no volverá a padecerlo. Una vez que un perro ha pasado por la enfermedad y ha superado todos los síntomas, su sistema inmunológico desarrolla una respuesta defensiva contra el virus, lo que lo protege de futuras infecciones.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el moquillo canino es una enfermedad grave y debilitante que puede dejar secuelas en el organismo del perro, especialmente en su sistema inmunológico. Esto significa que el perro puede ser más susceptible a otras enfermedades o infecciones, lo que podría confundirse con una recaída del moquillo.

¿Cuánto tiempo puede vivir un perro con moquillo?

La duración de la enfermedad puede variar dependiendo de diversos factores, como la gravedad de la infección inicial y la respuesta inmunológica del perro. En general, los perros con moquillo pueden sobrevivir entre 2 y 6 semanas desde el inicio de los síntomas, siempre y cuando reciban un tratamiento adecuado y de apoyo.

Es importante mencionar que no existe un tratamiento específico para curar el moquillo canino. Los veterinarios se enfocan en aliviar los síntomas, controlar las complicaciones y fortalecer el sistema inmunológico del perro para aumentar sus posibilidades de recuperación.

¿Cómo puedo saber si mi perro se está recuperando del moquillo?

La mejor manera de evaluar la recuperación de tu perro es acudiendo a tu veterinario de confianza. El profesional realizará un examen exhaustivo y podrá determinar si tu perro está respondiendo adecuadamente al tratamiento y si los síntomas están remitiendo.

Además, es importante observar el comportamiento de tu perro en casa. Algunos signos positivos de recuperación incluyen:

  1. Mejora en el apetito y aumento de la ingesta de agua.
  2. Disminución de la secreción nasal y ocular.
  3. Reducción de la fiebre.
  4. Menor frecuencia de tos.
  5. Mejora en la energía y estado de ánimo.

¿Cómo salvar a un perro del moquillo?

Si tu perro ha sido diagnosticado con moquillo, es fundamental seguir las indicaciones y el tratamiento prescrito por tu veterinario. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para ayudar a salvar a tu perro del moquillo:

  1. Asegura un ambiente limpio y libre de estrés: El moquillo debilita el sistema inmunológico de tu perro, por lo que es importante proporcionarle un entorno limpio, cálido y sin estrés. Mantén su área de descanso y alimentación desinfectada y evita el contacto con otros perros durante el período de recuperación.
  2. Alimentación adecuada: Ofrece a tu perro una alimentación equilibrada y de alta calidad para fortalecer su sistema inmunológico. Consulta con tu veterinario para elegir la dieta adecuada y considera suplementos vitamínicos si es necesario.
  3. Suministra medicación según indicaciones: Administra los medicamentos prescritos por tu veterinario en las dosis y horarios recomendados. Esto ayudará a controlar los síntomas y a fortalecer el sistema inmunológico de tu perro.
  4. Proporciona hidratación adecuada: Asegúrate de que tu perro tenga acceso a agua fresca en todo momento. La hidratación es esencial para mantener su salud y ayudar en el proceso de recuperación.
  5. Controla los síntomas y complicaciones: Observa de cerca a tu perro y comunica cualquier cambio en su estado de salud a tu veterinario. Controla la fiebre, la tos, los vómitos, la diarrea u otros síntomas y asegúrate de seguir las pautas de cuidado recomendadas.

En resumen, un perro que ha tenido moquillo generalmente no volverá a padecer la enfermedad, ya que desarrolla una inmunidad después de superarla. Sin embargo, es importante estar atentos a posibles recaídas o infecciones secundarias debido a la debilitación del sistema inmunológico.

El moquillo canino es una enfermedad grave, pero con cuidados y atención adecuados, puedes ayudar a tu perro a recuperarse y tener una vida plena y saludable.

Un comentario en «¿Un perro que tuvo moquillo puede volver a tenerlo?»

  1. Me acaban de dar una esperanza de vida para mí perrita estoy muy triste por qe hoy me la diagnosticaron con moquillo y me aconsejan dormirla de una vez. pero me niego a dejar de luchar por su recuperación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *